CIUDADES DEL MUNDO

Las ciudades más lindas del mundo reunidas en Big Eventos, es la manera sencilla de conocer los destinos urbanos más asombrosos del planeta. Disfrute de toda la riqueza histórica de las grandes ciudades de Europa y del mundo, tales como AMSTERDAM, que mezcla una gran ciudad y pueblo acogedor, de lo antiguo y lo moderno. Sus románticos canales, bordeados de hermosas construcciones de los siglos XVII y XVIII, el uso intensivo de las bicicletas como medio de transporte, sus hermosos parques y el ambiente cosmopolita y tolerante constituyen la esencia de la ciudad que atrapa a los turistas de todo el mundo. ROMA en esta ciudad establecieron la capital del poderoso Imperio Romano, y la ciudad desde entonces no cesó de crecer. Sus épocas de mayor esplendor vieron edificarse monumentos asombrosos, como el Coliseo, escenario de crueles combates de gladiadores, o las termas con capacidad para más de mil personas. Ya en la época de la decadencia imperial es cuando nace la Roma Cristiana, y la ciudad sigue su crecimiento a través del arte barroco y renacentista. ROMA alberga además el Estado del Vaticano, en cuya célebre plaza San Pedro y frente a la Basílica se congregan peregrinos de todo el mundo. ROMA es y sera la ciudad Eterna. Pese a su apariencia conservadora, LONDRÉS es una ciudad creativa e innovadora donde se mezclan las culturas de todo el mundo. Desde los sitios emblemáticos que forman la “postal” de la ciudad, como son el Big Ben, el Parlamento y el Tower Bridge sobre el Támesis, a edificios, museos y monumentos que forman parte de su identidad: Trafalgar Square, el palacio de Buckingham, la Abadía de Westminster, el London Eye, la Catedral de Saint Paul y muchas otras atracciones hacen de esta ciudad un lugar inolvidable. PARIS es, sin duda, una de las más bellas ciudades del mundo. En ella se reunen lo mejor de la cocina francesa, el fascinante mundo de la moda y la alta costura, la convivencia armoniosa de lo tradicional y lo innovador… todo hace de PARIS una ciudad realmente sorprendente. Sin duda que visitar PARIS en unos pocos días es imposible porque cada rincón tiene su encanto particular… quien tiene la oportunidad de conocerla, seguramente querrá volver, y siempre encontrará algo que va a sorprenderle…